Cómo colocar de manera correcta las calas en las zapatillas

Un tema el cual todos los ciclistas se han planteado alguna vez en su vida es: ¿Cómo colocar de manera correcta las calas en las zapatillas? 

o primero decir que la colocación de la calas será diferente para cada ciclista atendiendo a sus peculiaridades pero os vamos a enseñar un protocolo con el que podréis lograr una buena colocación la mayoría de vosotros.

La posición de la cala en la zapatilla se puede modificar: adelante y atrás, fuera o dentro y su orientación.

El protocolo de colocación seguirá este orden que acabamos de comentar:

Lo primero de todo es conocer dónde colocaremos la cala en el plano longitudinal para ello con la zapatilla puesta hallaremos donde se encuentran el primer y el quinto metatarso y lo extrapolaremos a la suela de la zapatilla y hallaremos el punto medio entre estas dos líneas. El centro de la cala deberá colocarse coincidiendo con este punto medio. Pero si tu pie es mayor que un número 40 deberemos retrasar la cala 1mm por cada talla que sea mayor, pero si tu pie es menor de la talla 40 deberemos adelantar la cala 1mm por cada talla que sea mayor. Es decir; si utilizas un 45 el centro de la cala deberá colocarse 5mm más atrasado del punto medio entre el primer y el quinto metatarso pero si tu talla es un 37 el centro de la cala deberá adelantarse 3mm con respecto a ese punto medio.

Una posición demasiado adelantada podrá causar problemas de adormecimiento y pie caliente en la puntera. También decir que a los ciclistas que pedalean de puntera les gusta llevar la cala ligeramente adelantada mientras que los ciclistas que pedalean bajando el talón les gusta posicionar la cala más atrás.

El siguiente paso es decidir la posición de la cala en el plano transversal, es decir si colocamos la cala fuera o dentro. Este parámetro está relacionado con el tracking de rodilla y con el lugar en el que sientes la presión en la planta del pie. Por norma general si tus rodillas se meten hacia dentro cuando pedaleas sentirás más presión en la parte interna de la planta del pie, en este caso para alinear el tracking de rodilla y distribuir mejor la presión reduciremos la distancia entre pies, es decir desplazaremos hacia fuera la cala. Por el contrario si tus rodillas se abren cuando pedaleas seguramente sentirás la presión por la parte externa de la zapatilla, en este caso tendrás que aumentar la distancia entre pies desplazando la cala hacia adentro. Podrás ir ajustando las calas adentro o afuera según tus sensaciones, no es necesario que ambas calas estén colocadas de la misma manera.

El último parámetro que nos permite regular la cala es su orientación, esta vendrá marcada por las sensaciones del ciclista. Si necesitas meter el tobillo y sacar la puntera deberás girar la punta de la cala hacia adentro , con un poquito es suficiente. En caso de que tu cuerpo te pida sacar el tobillo y meter la puntera deberás girar la punta de la cala hacia el exterior de la zapatilla.

Una buena colocación de las calas te permitirá evitar lesiones, rodar mucho más cómodo e incrementar la transferencia de fuerza a los pedales.